El impacto de la agilidad

¿Realmente convertirse en una organización ágil funciona? Y si es así, ¿cómo se debe implementar la agilidad para tener éxito?

Si realizas ahora mismo un búsqueda en Google sobre temas de agilidad, agilismo, metodologías ágiles o cualquiera de sus símiles te encontrarás con más de 100 millones de visitas, pero más allá de lo glamouroso que todos estos temas pueden sonar, algo que me ronda constantemente la cabeza es si todo esto en el fondo realmente tiene sentido, mejor aún, si verdaderamente genera mejores resultados para las compañías. Y si es así, ¿cómo poder replicar lo que las empresas han logrado implementar con éxito?

En este cuestionamiento me encontré muchos reportes pero en particular fue uno el que llamó mi atención, sobre todo, por su metodología, estoy hablando del reporte de McKinsey.

Apoya a los curadores y suscríbete al contenido

Esto es material Premium. Suscríbete para leer el artículo completo.

Suscríbete

Obtén acceso a todos nuestros contenidos Premium.

Comprar artículo

Desbloquea este artículo y obtén acceso permanente para leerlo.
Salir de la versión móvil